Razones médicas para el cansancio

El Dios de todo consuelo
22 enero 2007
«1ª Corintios 13, para madres»
29 enero 2007

Últimamente te sientes tan agotada que has dedicado tiempo para descansar con la esperanza de sentirte mejor. Pero el tiempo va pasando y sigues experimentando esa persistente sensación de debilidad y falta de energía. Necesitarás buscar ayuda médica.

El cansancio es una sensación subjetiva.
Las personas que se quejan de este mal a veces dicen que están experimentando:
*falta de energía
*sensación de indisposición
*soñolencia
*falta de motivación.
*pobre concentración.
*dificultad para tomar decisiones.
*lentitud para realizar las tareas diarias.
*sentimientos depresivos.

Debido al stress y vidas muy ocupadas la mayoría de las personas experimentan cansancio. Después de algún descanso y relax y una buena noche de sueño el cansancio generalmente desaparece dejándonos frescas y prontas para enfrentar una nueva jornada de actividades. Para algunos sin embargo, el cansancio llega a ser un problema crónico que afecta severamente su calidad de vida y su funcionamiento diario.

Una de cada diez personas sufren de ese cansancio persistente, dándose más en las mujeres que en los hombres.
El tipo de fatiga puede ayudar al doctor a determinar la causa fundamental. Por ejemplo, si te despiertas por la mañana descansada pero rápidamente te vuelves a cansar al hacer las tareas, puede ser que tengas una baja actividad de la tiroides.
Por otro lado, si te despiertas con un bajo nivel de energía y tienes una fatiga que permanece durante todo el día puede ser que estés deprimida.

Hay otros tipos de enfermedades que te pueden hacer sentir muy cansada, tales como: la anemia, problemas al corazón y tiroides como ya hemos mencionado.

Estar demasiado gordita o demasiado delgada puede causarte cansancio. Si tienes sobrepeso, tu cuerpo y tu corazón tienen que trabajar más fuerte de lo normal para llevar a cabo las actividades de cada día.
Y si estás muy por debajo del peso normal tienes menos fuerza en los músculos y te cansas rápidamente.

Ciertos medicamentos pueden producir somnolencia o fatiga incluyendo los antialérgicos, los que son para la presión, píldoras para dormir, esteroides y diuréticos.

Estudios médicos han encontrado que el cansancio puede aparecer como consecuencia del embarazo y cuando la madre amamanta a su bebé.
Las causas psiquiátricas también inciden y pueden ser manifestaciones de ansiedad, depresión, ira y conflictos crónicos como también el abuso de drogas y del alcohol.
El aburrimiento puede causar o agravar la condición.
La falta de ejercicio físico puede presentar un cuadro de desgaste de la salud integral.

Problemas en el dormir tales como insomnio y respiración anormal mientras duermes pueden complicarte el descanso. Algunas infecciones crónicas, por ejemplo Hepatitis B o C pueden ser también causa de fatiga.
Las mujeres que tienen largas menstruaciones, la insuficiencia de hierro seguramente le causará cansancio.

El stress y la preocupación son emociones agotadoras al enfrentar situaciones difíciles especialmente cuando no podemos ver una solución o salida inmediata.
Los sentimientos sobre los cuales no podemos tener control nos pueden conducir a la frustración, irritabilidad y agotamiento.

Algo que ayuda es tomarte un tiempo para sentarte y escribir una lista de cualquier cosa que te conduce al stress y cansancio; cosas tales como presiones familiares o laborales.
¿Qué podrías evitar de esa lista que escribiste?
¿Podrías delegar responsabilidades en un futuro cercano?

Te animamos a que pienses en lograr un estilo de vida más equilibrado y más libre de stress.
Recuerda que pasando demasiadas horas en cama tampoco será la solución a tu cansancio.
Te sugerimos que pidas una entrevista con tu médico lo más pronto posible si no ves salida a tu agotamiento. No te dejes estar; cuanto antes seas atendida y diagnosticada más pronto comenzarás a revertir la situación. Es nuestro deseo que goces de buena salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.