Manejando la diabetes

La mitad de la cobija
10 febrero 2009
De lo amargo a lo dulce
16 febrero 2009

Nos pareció adecuado hablar acerca de la enfermedad llamada diabetes. Las autoridades de la salud en mi país opinan que muchos la padecen pero no lo saben porque nunca han ido al centro de salud a realizarse un estudio para saberlo.

Puede ser una enfermedad que heredamos o heredamos la predisposición a tenerla, por tanto debemos descubrir cómo prevenirla o por lo menos cómo manejarla para llevar una vida razonablemente normal.

Eso suena como una gran idea porque si estamos bien informadas podremos llevar una mejor calidad de vida.

Lo que alarma de esta enfermedad es que va en un creciente aumento en todo el mundo. Se le está considerando algo así como una enfermedad epidémica.

Es importante conocer algunos de los síntomas para tener en cuenta:

# Si tienes alguna herida que a pesar de cuidarla y desinfectarla no sana en el correr de los días deberías consultar a tu doctor, puede ser que el azúcar en la sangre esté muy alta.

Otros síntomas que puedes notar y de pronto no le das importancia…son unos puntos o manchas en el sobaco o en la ingle que tardan en sanar. La necesidad de orinar a menudo, sentir mucha sed, deseos de comer golosinas o chocolate.

Puede ser que te sientas muy cansada. Pero el cambio más notable es que estás perdiendo mucho peso…muy repentinamente.

Si tienes algunos de estos síntomas o varios de ellos es importante que hagas una consulta con tu doctor y le cuentes cómo te sientes y qué te está sucediendo para que te ordene un examen para descartar o confirmar si se trata de diabetes.

Te preguntarás qué es realmente la diabetes, ya que es tan común en estos días. Es una silenciosa enfermedad que serpentea en nuestro cuerpo. La mayoría de las personas no se dan cuenta de ello hasta que aparecen complicaciones.

Es una enfermedad en que el nivel de la glucosa en la sangre está por encima del nivel normal. ¿Por qué sucede esto? La mayoría de los alimentos que comemos se tornan en glucosa o azúcar para que nuestros cuerpos la usen para la energía. Cerca del estómago tenemos un órgano llamado páncreas que fabrica una hormona llamada insulina. La insulina ayuda para que la glucosa pase a las células de nuestro cuerpo. Cuando tienes diabetes tu cuerpo no puede producir suficiente insulina o no la usa como debería hacerlo. Así que en vez de ir a las células para dar energía la glucosa se instala y se queda en la sangre.

Te preguntarás por qué es más común en estos días… Una de las razones del incremento es que no tenemos actividad física suficiente. Muchas de nosotras hacemos trabajos de escritorio o trabajos que requieren muy poca actividad física. Cuando llegamos a casa luego del trabajo nos sentimos demasiado cansadas como para salir a caminar, hacer gimnasia o practicar algún deporte. Es tan simple como lo oyes.

Y yo lo comprendo muy bien pues me pasa, hacemos de todo menos salir a caminar o ir al club a hacer gimnasia. Es por eso que cualquiera de nosotras podemos contraer la enfermedad.

A pesar que hacemos muchas cosas como ser…cocinar, o cuidar de nuestra familia, salir a trabajar pero todo eso no es suficiente. La enfermedad es más común en las personas con sobrepeso y las menos activas, es decir , en aquellas que llevan una vida sedentaria.

La diabetes puede ser también hereditaria. Esto significa que si alguien en tu familia la padece, tú tienes más probabilidades de desarrollarla. El incremento del nivel de azúcar en la sangre puede ocurrir a cualquier edad, pero el riesgo es mayor a medida que tienes más años de vida.

¿Cómo saber si tienes diabetes? Ya hemos mencionado algunos indicadores.

¿Qué te parece si los repetimos?

# Si a menudo tienes sed o hambre.

# Si a menudo estás cansada

# Si debes orinar muy seguido o,

# tienes llagas o heridas que tardan en sanar

# Si pierdes peso repentinamente

# Algunas personas tienen la vista borrosa o experimentan un hormigueo en sus pies.

Estos son sólo algunos signos, aún sin ellos alguna persona puede ser diabética. Por eso es tan importante visitar al médico y pedir un chequeo de salud paras comprobar o descartar.

Mercedes: ¿Cuán importante o cuánto nos puede afectar esta enfermedad? ¿Realmente debemos preocuparnos por saberlo? Queremos decirte que la diabetes es una seria enfermedad. Puede afectar cualquier parte del cuerpo.

Por ejemplo:

= Puede causar un ataque al corazón o un infarto.

= Puede afectar tus riñones causando que fallen y no funcionen correctamente.

= Si te cortas o lastimas no sanas adecuadamente y si no tratas pronto la herida te puede llevar a una infección llamada gangrena. Cuando esto sucede, el brazo o la pierna afectada podría ser amputada.

= También tus ojos podrían verse afectados a veces hasta la pérdida de la visión.

Como ves amiga esta es una enfermedad realmente grave, pero debes saber que puedes controlarla. Asesórate con tu doctor qué debes hacer.

Anota algunas recomendaciones para tu cuidado:

# Debes comer alimentos sanos, esto es importante. Lo que comes está estrechamente relacionado a la cantidad de azúcar en la sangre.

Come mucha fruta, vegetales, granos y nueces. No comas alimentos con grasa o muy aceitosas como las frituras.

Toma mucha agua.

Controla tu peso. Come porciones pequeñas.

Necesitas hacer ejercicios: caminar, hacer deportes, gimnasia, correr, jugar con los hijos, es decir mantenerte en movimiento. Lucha contra la vida sedentaria y cómoda.

Finalmente, sigue las recomendaciones de tu médico al pie de la letra. Es importante.

Debes saber que la diabetes se puede prevenir. Te repetimos algo muy sencillo pero eficaz. Mantente muy activa, camina, corre, trabaja en tu casa y en el jardín. En fin, no te quedes quieta, la vida sedentaria es mala para la salud en general. Acostúmbrate a comer sano y equilibrado. Descansa lo necesario y disfruta de lo bueno.

Es importante señalar que las mujeres a veces desarrollan una diabetes durante el embarazo y que desaparece después que nace el bebé, aunque pueden desarrollarla más tarde en su vida adulta mayor.

Andrea: Las personas con diabetes pueden llevar una vida normal. Una vez que comprenden su enfermedad saben porqué necesitan tener ciertos cuidados como escoger bien lo que comen, hacer ejercicios, tomar los medicamentos recomendados por su doctor. Muchas personas manejan su enfermedad efectivamente y viven vidas satisfactorias. Recuerda que puedes controlar y aún prevenir la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.