Mujeres de Afganistán

En la década pasada, en Afganistán, a las mujeres se les ha dado el derecho de obtener una educación, votar, servir en el gobierno, trabajar fuera de casa y ser dueñas de negocios. Sin embargo la realidad es que la mayoría de las mujeres y niñas son vulnerables a matrimonios forzados, violencia doméstica,
violación, severa pobreza y violentos ataques si ellas se esmeran en lograr una educación. Algunas mujeres y niñas aún escogen el suicidio como una manera de escapar de sus horribles circunstancias.
A pesar de los adelantos en controlar la mortalidad materna, Afganistán está aún entre los países del mundo donde ser madre es muy difícil. Sólo el 40 por ciento de los nacimientos son asistidos por personal médico entrenado de acuerdo a la Organización Mundial para la Salud. Los hospitales están asistiendo a muchos niños severamente desnutridos y algunos
doctores creen que la principal causa se debe a la falta de alimento de pecho en un país donde el agua limpia escasea y la mayoría de la leche que hay es en polvo.
En las áreas rurales hay pocos o ningún lugar para ir por ayuda médica o social. Un programa de radio ofreciendo consejos de doctores, psicólogos, trabajadores sociales y políticas para la mujer, daría a las mujeres y sus familias, información vital para
llevar vidas saludables. Investigaciones de la BBC Media Action informó que el 55 por ciento de las mujeres encuestadas, habían escuchado el programa auspiciado por la BBC acerca de “La Hora de las Mujeres Afganas”, antes que fuera cancelado en
2010. La investigación también descubrió que el 39 por ciento de los oyentes eran hombres.
Los dueños de aparatos de radios en el 2012 eran alrededor del 80 por ciento, y la radio continúa siendo la tecnología de mayor comunicación en Afganistán. La audiencia de la radio es más alta en áreas rurales, (80%) comparado con áreas urbanas,
(65%) donde tener un televisor es una alternativa más.
Mientras que el proyecto PANI de Radio Trans Mundial irradia la Palabra de Dios a millones en Pakistán, Afganistán e India del Norte, Proyecto Ana planea transmitir los programas Mujeres de Esperanza en los idiomas Dari y Pastho, hablado por
muchos en esta región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.