Editorial Noviembre 2014

03 de Noviembre
3 noviembre 2014
Alabanza y Gratitud
4 noviembre 2014

Querida amiga:
Cada noviembre por los 17 años pasados, hemos escogido levantar nuestros ojos del asolamiento del pecado y el dolor en las vidas de las queridas mujeres que servimos y en un acto de pura confianza y obediencia, llenamos nuestras bocas con gratitud a nuestro Señor, aún y aunque sabemos que el poder está aparentemente del lado de sus opresores.
El apóstol Pablo enfrentó esta tensión de vivir con el peligro pero escogió el agradecimiento. Escribió a los corintios: “Ahora, gracias sean dadas a Dios que siempre nos lleva de triunfo en triunfo en Cristo.” Él aprendió que la gratitud siempre precede el milagro de vivir triunfantemente.
Mientras nos reunimos con los 40.000 intercesores de cada rincón del globo en este concierto de alabanza y agradecimiento, estaremos siguiendo el ejemplo de Pablo. Daremos gracias por las vidas de incontables mujeres que han sido tocadas por el Ministerio de Proyecto Ana y están siendo levantadas de las cenizas de desesperación y viviendo triunfantes en Cristo. A su vez, esta característica es lo que Dios quiere desarrollar por Su transformadora Gracia en cada una de nosotras. Podemos caminar en victoria a través de Cristo que siempre (en cualquier situación), nos conduce en triunfo, aún cuando enfrentamos dolor y destrucción.
Para algunas de nosotras, orar en agradecimiento gozoso durante noviembre, es fácil. Hemos sido bendecidas abundantemente. Pero para mujeres que he conocido en el profundo corazón de África, las junglas de Vietnam, el Bajo Chaco paraguayo y en otras partes, la gratitud es una elección diaria difícil y valiente. Ellas simplemente obedecen el mandamiento “Sed agradecidas en todo.” Y el resultado es que estas queridas hermanas viven una perspectiva infinitamente más grande que sus horrendas circunstancias. Mirando a su alrededor, todo lo que ven es derrota; pero porque aprendieron acerca de Jesús a través de nuestros programas; ahora viven una perspectiva eterna más profunda- que “Más poderoso es Aquél que está en nosotras, que el que está en el mundo.” EN CRISTO ellas también pueden unirse a la exclamación de victoria de Pablo: “Ahora gracias sean dadas a Dios quien siempre nos conduce de triunfo en triunfo en Cristo.”
Esta realidad impulsa mi gozo y mis oraciones. Podamos inclinarnos corporalmente ante nuestro Señor en esta época de agradecimiento y rendir nuestras vidas de nuevo a Él. Confiando. Escojamos la gratitud mientras enfrentamos las pruebas. Liberando el control de nuestras vidas a Él porque el triunfo es suyo y no nuestro.
Gracias por asociarte con nosotras y escoger la gratitud este mes, mi amiga.
Agradeciendo a Dios quien “siempre nos lleva de triunfo en triunfo en Cristo,”
Marli Spieker
Fundadora-Directora Ministerio Global
Proyecto Ana
Reportes de Alabanzas:
España comenzó a participar en la oración con las intercesoras de Proyecto Ana en Octubre de 2013, y estamos agradecidas y sorprendidas acerca de los correos que recibimos a través del Facebook, del cual mantenemos un sitio oficial. La página de nuestro Facebook tiene más de 900 seguidoras. Tenemos también un buen número de grupos de iglesias, círculos de oración de mujeres e individuos que reciben la versión en PDF. Nos llegan contactos de varios países de Latino-América, Estados Unidos y Europa. Este comentario expresa un sentimiento común: “Sabía acerca de la terrible situación de mujeres en muchos países, pero ahora tengo conocimiento e interés. El movimiento de oración del Proyecto Ana ha enriquecido mi vida y mi compromiso espiritual para interceder.” (Ana María)

“En Noruega durante el año pasado, hemos visto un crecimiento tanto en el número de intercesores como en grupos. Tenemos también más personas voluntarias y más que desean apoyar financieramente. Esto es realmente algo por lo cual agradecer al Señor.” (Elisabeth)

“Alabado sea el Señor que podemos continuar con los programas al aire en Croacia del Este en la Radio Bljesak. También comenzamos a transmitir a través de una estación de radio cerca de la capital, Zagreb, llamada Radio Ciudad (Velika Gorica). Esta estación de radio cubre el área alrededor de Zagreb y Croacia Central y también provee una corriente de vida en su página de internet.” (Lidija) “Distribuimos 5.000 calendarios de oración de Proyecto Ana Tailandés en Setiembre 2014 para las mujeres en Tailandia y Lao.” (Buakab)
Testimonios de oyentes:
“Tengo una radio nueva. He mantenido mi grupo mientras fue creciendo de 13 a 65 miembros. Eran tantos que tuve que enviar varios miembros a otros dos grupos para que se unan en oración y escuchen la radio. Las lecciones son tan útiles. A través de su calendario de oración, hemos aprendido cómo orar por otras hermanas que están experimentando violencia doméstica y abortos forzados y también oramos unas por otras en nuestra villa. Darle gracias a Dios es muy bueno. Muchas gracias por su programa.” (Vietnam)
“Gracias por transmitir su programa, Ilaw ng Pag-asa (Mujeres de Esperanza). Realmente es de mucha ayuda para nosotras. A pesar de las lágrimas, a pesar de las luchas en la vida, Dios me da la capacidad de sonreír. Me ayuda a continuar cuando quiero darme por vencida. Me ayuda a comprender cuando llegan tiempos de dificultades en mi vida. “He estado escuchando su programa desde que era una niña, porque mis padres son oyentes regulares de su programa. Mi madre pone bien fuerte el volumen de la radio para que todos podamos
escuchar. Aprendí a querer el programa porque me gusta la música que pasan y entonces me di cuenta que es una gran fuente de ayuda. Las ideas son útiles y también animan y confortan.” (Jane, 17, Filipinas)
“Soy una oyente regular de Mujeres de Esperanza. Uno se siente muy bien escuchando su programa. Cada mañana me despierto temprano porque no quiero perderme el programa. Gracias a su programa, aprendí a orar al Señor Jesús y aprendí acerca de las cosas que debería evitar para no tomar el camino erróneo en la vida. Gracias por ayudarme a orar para encontrar un nuevo trabajo. Aunque aún estoy buscando un trabajo, yo sé y confío que Dios me proveerá el trabajo adecuado para mí de modo que pueda proveer para mis dos hijos.
Saludo a tu programa porque a través de él muchas madres se ponen más fuertes para enfrentar las pruebas de la vida.” (Dian-Filipinas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.