Editorial Noviembre 2015

Orando por las Mujeres Refugiadas
22 diciembre 2015
Editorial Diciembre 2015
22 diciembre 2015

Querida amiga:

¿Estás lista para unirte a nosotras en alabanza y gratitud a Dios a través de todo este mes? ¡Espero que sí! Gracias por tu fiel y ferviente oración por las sufrientes mujeres a quienes servimos. ¡Juntas estamos cambiando su futuro! Como alguien dijo: “La historia pertenece a las intercesoras que creen que el futuro se hará realidad.” ¡Orando con expectante fe por sus circunstancias presentes, cambia su futuro! Obedeciendo el mandato de Cristo en Lucas 11:9 de pedir, buscar y golpear traerá sanidad y restauración a sus vidas. ¡Así es que, Dios está permitiéndonos a través de la oración ser parte de la historia y cambiar el destino eterno de estas mujeres! Pero hoy propongo que dejemos de pedir y golpear a la puerta del cielo. En vez de eso, levantemos nuestras voces en agradecimiento y alabanza a nuestro Dios y digamos: “¡Bendice alma mía al Señor y no olvides ninguno de sus beneficios!”
Pienso en los beneficios de Dios en respuesta a nuestras oraciones en África: primero, la exitosa culminación y distribución de la serie del drama Voz sanadora pensada para las víctimas de fístula y mutilación genital femenina en Etiopía; y segundo, el nuevo ministerio de oración y radio de Proyecto Ana en Kenia. Recuerdo las lágrimas y oraciones de las intercesoras por sus infieles y abusivos esposos. Y en Tanzania, más de 1.000 mujeres asistiendo a la dedicación de la primer Casa de Ana, danzando, cantando y gritando: “La gracia de Dios descendió sobre nosotras a través de Proyecto Ana.”
En Europa, Dios llamó a Yvonne, una intercesora judía apasionada y dinámica, para movilizar la iglesia a orar por las muchas “vidas robadas” de mujeres alrededor del mundo y hablar esperanza a su propio país.
En Haití, recuerdo el lanzamiento del nuevo movimiento de oración, orando junto a cientos de intercesores bajo un inmenso árbol de mango que yo jamás había visto. ¡Qué experiencia fortalecedora de fe!
Dios está contestando nuestras oraciones, bendiciendo la bien coordinada participación de JPC y su film Magdalena para producir un programa de radio llamado Retratos de Esperanza. Las oyentes crecerán más profundamente en su fe.
Y luego, Dios está abriendo las manos y los corazones de los cristianos de modo que el programa de radio Mujeres de Esperanza continúe proclamando el amor de Dios en 69 idiomas.
Finalmente, estás tú, una de los 50.000 intercesores de Proyecto Ana, pidiendo, buscando y golpeando a la puerta del cielo, pidiendo que la gracia de Dios cambie la vida de las mujeres ahora y por la eternidad. ¡Tanto por lo cual estar agradecidas!

“Bendice alma mía al Señor, y no olvides NINGUNO de sus beneficios.”

Marli Spieker
Fundadora, Directora Ministerio Global
Proyecto Ana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.