Senderos espirituales

Dios haciendo maravillas
10 agosto 2020
¡Tú eres la roca de mi salvación!
11 agosto 2020

Nuestra alabanza y adoración a Dios nos atrae a una intimidad más grande con Él. Mientras todos experimentamos esta pausa global de nuestras rutinas normales, es como si Dios estuviera llamándonos a aquietarnos para buscarlo en una manera más profunda. Él nos pide liberar nuestro control y permitirle tomar el liderazgo de modo que podamos descubrir lo que es real, estable y fundamental. Y cuando este tiempo de crisis haya pasado, Dios quiere que mantengamos esta nueva normalidad de estrecha comunión con Él. Por tanto, ¿a qué se parece esta intimidad con Dios para cada una de nosotras?

El libro de John Ortberg “Dios está más cerca de lo que piensas”, describe siete senderos espirituales hacia Dios. Fue tan liberador para mí descubrir que “nuestra individual singularidad significa que todos experimentaremos la presencia de Dios y aprenderemos a relacionarnos con Él de diferentes maneras, en maneras que corresponden a los patrones de conexión que Él mismo creó en nosotros”. Cada una de nosotras encuentra aquel lugar de intimidad con Dios en diferentes maneras.

 

¿En qué sendero(s) te ves a ti misma?

Sendero intelectual: ¿Te acercas más a Dios a través de tu mente mientras estudias las Escrituras? ¿Escuchas mejor a Dios cuando lees, te involucras en profundos pensamientos y conversaciones, o cuando te sientes bajo la sana doctrina?

Sendero relacional: ¿Sientes la presencia de Dios mayormente cuando estás involucrada en una relación significativa? ¿Te habla Dios a través de conversaciones con otros?

Senderos de servicio: ¿Estás más consciente de Dios cuando ayudas a otros? ¿Sientes el placer de Dios y experimentas gozo cuando sirves?

Sendero de adoración: ¿Sientes una profunda liberación interior cuando alabas y adoras al Señor? ¿Experimentas la realidad de Dios cuando le expresas tu adoración a Él?

Sendero activista: ¿Tienes pasión por involucrarte en cada buena causa? ¿Te unes y trabajas con celo para arreglar problemas para la gloria de Dios?

Sendero de contemplación: ¿Te gustan los largos períodos de tiempo ininterrumpidos a solas? ¿Puedes sentir a Dios mayormente en el silencio cuando todas las distracciones y los ruidos de la vida desaparecen?

Sendero de la creación: ¿Te da vitalidad y energía experimentar la creación de Dios? ¿Ves a Dios tanto en los grandes como en los diminutos detalles de la naturaleza?

 

No importa qué senderos prefieras, te animo a usarlos para comunicarte con Dios. Él nos ha creado a cada una de nosotras únicas y a su imagen, y nos llama a todas diariamente a un sendero de intimidad con Él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.