¡Su luz brilla!

Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos.
Salmo 19:1

Cada día escucho historias de desesperanza y abuso, y me pongo más y más desanimada, aunque determinada. Siempre oro por maneras de llevar esperanza a las mujeres que están enfrentando el dolor y el quebranto de vivir con violencia.

Recientemente, mientras estaba sentada en mi silla favorita en la playa, muy temprano en la mañana y esperando ser testigo del poder de Dios al salir el sol, me di cuenta de que solo había nubes negras en el horizonte. Dudaba de que las condiciones cambiaran en esa salida de sol y me dieran la oportunidad de ver la luz de Dios para un nuevo día. Mi corazón se desanimó y solo quería levantarme e irme a hacer las tareas del día. Sin embargo, no quise perder un mensaje de esperanza que Dios pudiera tener para mí esa mañana. Esperé y observé y esperé algo más; pero solo veía nubes. El cielo se volvió más oscuro frente a mí.

Frustrada, me paré y comencé a caminar, lejos de encontrar esperanza en la oscuridad, enfocada en el desánimo de mi corazón. Repentinamente noté un muy pequeño rayo de luz brillando por encima de las oscuras nubes. Me di cuenta de que la luz estaba allí, solo que estaba cubierta por la oscuridad. En los minutos siguientes, la luz llegó a ser más y más brillante mientras yo lloraba y alababa a Dios por Su fidelidad y gracia, aún entristecida por mi falta de paciencia y confianza.

En mis consejos a través de los años, he animado a mujeres a esperar y creer que Dios está allí en medio de nuestros días oscuros y difíciles luchas. Él está haciendo algo nuevo aun cuando no podemos ver su obra. Sin embargo, hay tiempos cuando si bien sabemos la verdad, Dios aun tiene una manera de revelar su amor a nosotras una y otra vez, cuando estamos perdiendo nuestra esperanza (a través de la creación, la Biblia, su pueblo).

Esta oscuridad es algo que las mujeres enfrentan diariamente cuando se las abusa verbalmente, cuando son manipuladas o incluso golpeadas. La violencia contra las mujeres es algo que nunca deberíamos pasar por alto o soportar. Dios desaprueba a un hombre airado, y si mantenemos protegidos a aquellos que nos lastiman y nos impiden ser lo que Dios quiere que seamos, tendremos que hacerlo una y otra vez (Prov. 19:19). Sé que es difícil, pero puedes romper el ciclo. Su luz está allí para brillar aunque la oscuridad parece durar días, meses o años. Ora por valor para contarle a alguien lo que estás atravesando. Contáctanos en RTM Mujeres de Esperanza y te ayudaremos a conectarte con alguien que podrá ayudarte.

¡Hay esperanza! Hay una luz de verdad en tu interior. Eres especial para Dios, y le interesas a Él y al mundo en el que vivimos. ¡No estás sola!

Dra. Peggy Banks
Directora Ministerio Global
RTM Mujeres de Esperanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.