Cuidados para tu Alma

“El que confía en sus riquezas se marchita Pero el justo se renueva como el follaje.” Proverbios 11:28
3 marzo 2021
Oramos por las mujeres en el ministerio…
4 marzo 2021

Dios quiere restaurar tu alma, el mismo centro de quién eres, la verdadera tú. Esa puede ser la lección más importante que absorberás mientras contemplamos juntas RTM Pala-bras de enfoque de Mujeres de Esperanza para el 2021 – RESTORE- y su Escritura clave, Salmo 23: 1-3. Descubrirás que Dios quiere atraerte a Él y enseñarte cómo vivir con Él y con otros de modo que tu alma esté continuamente alimentada y sostenida.
¿Pero cómo harás este cuidado del alma de una manera práctica? En este bloque ten-drás “19 Maneras para cuidar tu Alma durante la permanencia en el hogar por COVID-19,” El Presidente de Liderazgo de Transformación, Steve Macchia compartió estas verda-des para el uso en cualquier momento. *

Ora- ahora más que nunca, necesitamos estar en oración confiando nuestros cora-zones, vidas e intereses en las manos del amoroso Dios.
Camina – Quedarte adentro por días, contribuirá a la tristeza, aburrimiento, temor y obsesión. Haz una caminata diaria.
Descansa – Pon atención a tu cuerpo y logra descansar lo necesario; quizás una siesta diaria mantendrá toda tu persona más fresca.
Juega – Puede que sea tiempo de tener unos puzles o un tablero y juegos de cartas para invitar a un ser querido a una actividad de relax.
Escribe – una nota, un poema, un diario o simplemente escribe palabras en una hoja relatando el estado de tu alma.
Lee – comenzando con la Biblia, materiales cristianos o tal vez un libro premio no-bel o de auto ayuda, lee con propósito y para distraerte.
Crea – un juego creativo o reflexivo vale la pena, que reavive y estimule ese otro lado de tu productividad: color, pintura, masa de moldear, tomar fotos.
Cocina – en vez de comer comidas instantáneas, sé creativa, prueba recetas fáciles o aún complicadas y disfruta una buena comida o intento.
Llama – escribe textos, correos, redes sociales y otros para estar en contacto con amigas y seres queridos. Toma tu teléfono y llama a alguien.
Sirve – Alguna vecina por allí cerca necesita un acto de bondad y gracia; pídele a Dios que te guíe a hacer algo sencillo por otra persona.
Perdona – en nuestra vida tan ocupada, a menudo ignoramos nuestros enojos y conflictos con otros; pide a Dios el tiempo de perdonar y seguir adelante.
Ríe – Necesitamos buenas noticias para contrarrestar las tristes, date la ocasión de ser alegre y divertida ya que la risa es buena para el alma.
Observa – sale a espacios abiertos y con menos responsabilidades (a menos que estés en la tarea de la medicina, etc) y observa la naturaleza floreciendo a tu alrededor.
Esperanza – en tiempos de dificultades y tristezas, busca en la Palabra de Dios es-peranza y consuelo para ayudarte a seguir adelante.
Limpia – Toma un cuarto, un cajón, un archivo a la vez con el propósito de simplifi-car, limpiar y despolvar lo que ha estado sin uso.
Disminuye – reduce tu ritmo de vida y observa cómo tu mundo reduce de veloci-dad contigo; retarda tus tareas, reduce tus cargas y vive más plenamente.
Agradece – apóyate completamente en la gratitud, porque te sanará y te fortalece-rá como pocas actitudes; mientras practicas la gratitud, tu corazón se colmará de gozo.
Escucha – practica el fino arte de escuchar, a Dios y a otros, no compitas con nadie ni le corrijas.
Ama – el cuidado más importante para el alma involucra, amar a Dios y amar a tú prójimo como a ti misma; el amor nos habilita para vivir a través de esta época de nuestras vidas.

Editado y usado con permiso de Leadership Transformations.
https://www.leadershiptransformations.org/.
y guíen a otras por medio de su ejemplo y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.