Ancianos de fe

Oramos por las mujeres libias…
27 septiembre 2022
Oramos por Oriente Medio…
28 septiembre 2022

En las Lecciones para la vida veremos que los ancianos pueden hacer contribuciones valiosas para sus familias y comunidades, más allá de su edad avanzada.
En las Lecciones para el alma hablaremos de Simeón y Ana, dos ancianos de fe y oración, que estaban listos para morir en paz.

Referencia: Lucas 2:36-38

«Había también una profetisa, Ana, hija de Penuel, de la tribu de Aser. Era muy anciana; y fue viuda hasta la edad de ochenta y cuatro. Nunca salía del templo, sino que día y noche adoraba a Dios con ayunos y oraciones. Ana dio gracias a Dios y comenzó a hablar del niño (Jesús) a todos los que esperaban la redención de Jerusalén» .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.