Sin cadenas del mal

Un retrato del amor de Dios
2 septiembre 2022
Oramos por el Líbano…
3 septiembre 2022

La historia de Amina* es indiscutible prueba que Cristo puede cambiar completamente a una persona que desea seguirlo. La transformación comenzó mientras escuchaba los programas Mujeres de Esperanza, que le enseñaron conceptos como el amor, la paz, la auto-estima y la reconciliación – ideas que sonaban “extrañas” para ella.

Es interesante que esta mujer de Marruecos contactó al equipo de seguimiento y les relató acerca de su meta de llegar a ser poderosa a través de la práctica de magia negra. De acuerdo a Amina, aunque tenía solamente 20 años, ella había estado encadenada a las fuerzas de la brujería por tanto tiempo que su rostro estaba ahora desfigurado.

Para su sorpresa, Amina recibió respuesta de las obreras de RTM Mujeres de Esperanza, y ella respondió: “Nunca pensé que le responderían a una persona mala como yo.” Ella dijo: “Me siento sofocada por el pecado y quiero salirme.”

En uno de los programas, Amina escuchó la historia acerca de Jesús sanando a un joven que estaba poseído de un espíritu malo. El relato la intrigó, y Amina continuó relacionándose con el equipo de obreras. El contenido del último mensaje que les envió antes de este escrito es notable:

“¡Parece que vuestro Señor Jesús es poderoso!” Yo he orado y continué orando para que Él me hiciera libre de mis malos caminos y pecados, y es seguro que siento que me estoy librando de ataduras. Me siento liviana; las cargas ya no están allí.”

Ella continuó diciendo que no sabía bien cómo sucedió pero cree que Jesús la sanó. Amina sabe que hay mucho que aprender acerca de Jesús y quiere continuar el seguimiento con el equipo. Aunque está aún temerosa acerca de las consecuencias de sus acciones, cree que si el equipo continúa enseñándole acerca de Cristo y sus caminos, ella estará bien.

*No es su nombre real

por Maribeth Stevens Voluntaria de Mujeres de Esperanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.