Atrapada

Dios nos habla
16 noviembre 2022
Oramos por las jóvenes en Liberia…
17 noviembre 2022

Las enseñanzas de los programas Mujeres de Esperanza alcanzan a las personas en situaciones ampliamente divergentes., aunque sin embargo sus respuestas son similares. La siguiente respuesta de la oyente de Costas de Marfil muestra personas en dos tipos de prisiones – una detrás de rejas y otra emocionalmente atrapada. Cada una necesitó el perdón, compasión, amor, misericordia y renovación de Dios y pudo encontrar su ayuda a través de los programas.

Una mujer escucha los programas en francés en la prisión. El rechazo es una experiencia común para ella. La oyente comparte, “Pero algún tiempo yo pensé que hay un Dios lleno de amor y compasión que me dio mucha seguridad.” Continuó diciendo que las prisiones pueden ser tanto espirituales como físicas. Esta prisionera ha experimentado ambas, pero ella lo comprende, “Es solamente Dios quien puede manifestarse para todas estas prisioneras de modo que encuentren liberación.”

Otra oyente había sido sexualmente abusada por varios hombres cuando tenía entre 11 y 13 años. Ella informa que la experiencia: “la había destruido completamente. Mi imagen de auto estima y bienestar me hizo odiar y despreciar a los hombres.”

Al principio la oyente se preguntó por qué Dios no la había protegido, pero luego se dio cuenta que Dios la protegió de quedar embarazada. Decidió obedecer a Dios y perdonar a los hombres que habían abusado de ella. “Yo terminé aceptando lo que me sucedió,” dijo ella.

La oyente pidió a Dios que perdonara sus pecados, así como ella había perdonado a los que habían abusado de ella. La maravillosa noticia es, como ella dice: “¿Dios me ha restaurado de nuevo, soy madre de cuatro hijos y soy una esposa feliz!” “Gracias mi Dios.”

Dios intervino en las vidas de ambas mujeres. Ambas necesitaban sanidad y restauración- y se dieron cuenta que sólo Dios pudo proveer para esas necesidades. Y Él no les permitió caer.

Por Maribeth Stevens Voluntaria de RTM Mujeres de Esperanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.