Dios nos habla

Dios escucha las oraciones
16 noviembre 2022
Atrapada
16 noviembre 2022

“Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que Él le había dicho estas cosas.” Juan 20:18

Queridas amigas:

Estuve recientemente hablando en una conferencia para mujeres en las Islas Faroe. El tema de la conferencia era, “Una mujer conforme al corazón de Dios.” Mientras estuve hablando, compartí algunos pensamientos sobre cómo podría ver que María Magdalena era una mujer conforme al corazón de Dios´.

Ese día en la tumba, ella estaba buscando a Jesús y se propuso encontrarlo. Esperaba que alguien le dijera dónde estaba, y luego entonces ella iría y lo buscaría. María conocía también la voz de Jesús, así que cuando Jesús simplemente dijo su nombre, ella lo reconoció.

Pensé acerca de mi propio corazón y me pregunté lo siguiente: “¿Conocería yo la voz de Jesús si Él me estuviera hablando?” ¿Sería así?

Este Noviembre estaremos celebrando 25 años del ministerio RTM Mujeres de Esperanza. Dios ha hablado a tantas mujeres a través de estas décadas y les ha dado una visión de lo que este ministerio podría significar para las mujeres alrededor del mundo. Muchas mujeres han sido escogidas para servir con nosotras por todos estos años, desde los primeros días de Proyecto Ana hasta el vibrante ministerio de Mujeres de Esperanza hoy. Estas mujeres estuvieron buscando a Jesús, esperando por Jesús y ellas han oído su voz llamándolas por sus nombres para servirle a Él y a sus hijas alrededor del mundo.

Estoy tan agradecida por las mujeres que han ido delante de nosotras y han servido fielmente por tanto tiempo. Sin embargo, es emocionante hoy ver a una nueva generación de mujeres permaneciendo en posiciones de liderazgo y llevando el bastón del ministerio para la próxima generación de mujeres. Ahora, las jóvenes mujeres de esta próxima generación están buscando, esperando y escuchando a Jesús hablándoles también. Pronto será vuestro turno de guiar a Mujeres de Esperanza a través de los medios, pequeños grupos y desarrollo en el liderazgo a través de las generaciones.

Eres muy importante para nosotras, y sabemos que no podemos hacer nada de este ministerio sin ti. Mientras oramos juntas, te animo a levantar a las mujeres que han estado antes que nosotras como también aquellas que han venido después. Oro a Dios que continúe trayendo esperanza en Jesús a mujeres alrededor del mundo y a través de las generaciones por muchos años más.

Puedas conocer la paz y el poder de Dios mientras buscas, esperas y escuchas Su voz llamándote por tu nombre a ir y contar al mundo que has visto al Señor.

Peggy Banks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.