Fijando metas efectivas – Parte I

Construyendo un fundamento de esperanza
5 febrero 2007
Editorial Febrero 2007
5 febrero 2007

Algunas personas saben exactamente qué quieren hacer en sus vidas. Otras necesitan un poco de ayuda para descubrirlo. Pero muchos otros transitan por la vida sin un propósito. Esto no significa que no tengan sueños y deseos para sentirse realizados. Simplemente se sienten confundidos y perdidos faltándoles las herramientas que hagan la diferencia entre el fracaso y el éxito. Por eso hoy queremos hablar acerca de un tema que no es nada fácil en la época en que vivimos. Me refiero a fijar metas que resulten efectivas para nuestras vidas.

Para lograrlo necesitamos tener claro en nuestra mente a que nos referimos cuando hablamos de tener un sueño, una visión, una misión o un plan…
Generalmente pensamos que estas palabras que hemos nombrado se relacionan con el mundo de los negocios y eso es cierto. Pero que útil sería para nosotras fijarnos metas o tener planes claros y estratégicos para lograr cosas en la vida.

¿Sabes qué es tener sueños? Los sueños no están limitados por el tiempo o los recursos, ellos tienen alas y en tu mente o con tu mente eres capaz de hacer cualquier cosa.
Hace bien soñar. ¡Es muy triste cuando perdemos nuestra capacidad de soñar!

De los sueños pasamos a la “Visión”. Para tener una idea de lo que es tener “Visión” considera por un momento cómo te verías y que estarías haciendo de aquí a 5 años. Nuestra pereza, temores o falta de esperanza podrían hacer que nos demos por vencidas al pensar acerca del futuro. Deberíamos tratar de superar cualquier emoción que nos reprima de ejercitar nuestras mentes en esto.

Una “Visión” es una clara figura del futuro que trataremos de crear. Una descripción de lo que queremos llegar a ser y hacer. La “Visión” nos dice a dónde nos estamos dirigiendo, dónde está nuestro destino. Es la estrella que guía nuestras actividades. Así que te animo a que pienses e identifiques tu visión, describiendo la figura o cuadro que te viene a la mente. Piensa en los detalles.

¿Estás soñando con ser una doctora o una enfermera que se preocupa por el cuidado de los enfermos para que se sientan mejor? ¿Qué piensas acerca de ésta visión?

Puede ser que no te sientas feliz viendo a muchos niños en tu barrio que no asisten a la escuela y tu sueño podría ser enseñar a algunos de ellos en tu casa.

Toda Visión tiene palabras claves que podrías escribir.
Pensemos en los ejemplos dados hace segundos; el ser una doctora o una maestra: las palabras claves que describen esta visión podrían incluir: “amor”, “cuidado”, “servicio”, “alivio”, “interés” y algunas otras.
¿Cómo te gustaría que te recuerden las personas cuando ya no estés más? ¿Te gustaría oír algo así?: “Ella fue una persona amorosa que siempre se ocupaba de los demás”.

¿Y qué te gustaría oír de tus compañeros de trabajo? Algo así como: “La extraño mucho, era una excelente compañera de trabajo, además de ser responsable y amorosa”.

Muy bien, entonces los sueños nos dan la “Visión” y esta nos conduce a la Misión.
La Visión está relacionada al fin ideal que anhelamos.
La Misión es la acción que llevaremos a cabo para lograr la Visión.

Alguien ha dicho que “una misión es la visión puesta en acción”. Tenemos muchos ejemplos bíblicos de personas con una misión.
La Misión de Noé fue construir el Arca.
La Misión de Abraham fue buscar una ciudad.
La Misión de Nehemías restaurar Jerusalén.
La Misión del Apóstol Pablo fue predicar el Evangelio a los gentiles…

La Misión es el Porqué estamos aquí.

Entonces estamos listas a considerar las metas que nos ayudarán a estar enfocadas en nuestra misión y visión. Las metas nos ayudan a planificar.
Las Metas son como un telescopio para hacer que la visión sea más clara.
¿Por qué algunas personas no fijan metas?
Quizás sea porque no hayan desarrollado la habilidad de hacerlo.

O quizás porque sean escépticos acerca de los sueños.
El peor enemigo de las metas es la postergación.
O escucha esto: la falta de tiempo.
Cuando hablamos acerca de fijar metas una cosa fundamental es el manejo del tiempo.
¿Por qué? Porque hay cosas que si no las hacemos ya la oportunidad se pasa y muchas veces jamás vuelve. Por supuesto cada uno de nosotros tenemos circunstancias particulares que enfrentar pero según la situación y el medio dónde nos movemos debemos ser responsables de hacer lo mejor con nuestro tiempo y recursos disponibles para lograr nuestras metas.

Si te es difícil fijar metas, considera los beneficios que trae el hacerlo.
Fijar metas en la vida te da: dirección, sentido de propósito, motivación y confianza, te disipa el estrés y te trae satisfacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.