Editorial Mayo 2008

Querida amiga e intercesora del Proyecto Ana:
Se dice que las madres sostienen los corazones de sus hijos por siempre. ¡Cuán cierto! Ya en los cielos, ambas madres- grandes intercesoras- aún sostienen mi corazón. Mi suegra vivió a través del horror de la Segunda Guerra Mundial; ella perdió a su esposo, dos hijos, el hogar y huyó del enemigo con cuatro pequeños. Debido a que ella se aferró a Dios El le dio coraje para aguantar lo inaguantable.

Ella obtuvo fuerza y sabiduría para dar esperanza e integridad a sus hijos en medio del destrozo, el hambre y el dolor.
Mis madres incorporaron la definición de maternidad de Linda Weber:“La maternidad no es un nivel de entrada a la posición de servicio para ciudadanos descuidados, inseguros o de segunda clase. Es el más noble de los llamados. Ser el encargado de la vida misma, la salud y el bienestar de una pequeña persona es un gran regalo y honor. Se requiere sabiduría de Dios, paciencia, obediencia y confianza. Ninguna madre puede hacerlo en sus propias fuerzas.
Desafortunadamente, de acuerdo a Génesis 3, este alto y noble llamado, fue estropeado cuando Eva creyó la
mentira de la serpiente. Desde entonces vivimos en un mundo pecaminoso y caído. Hoy, Satanás continúa
engañando y atacando mujeres, robándoles su destino divino de ser una inspiración y una brújula para las
generaciones siguientes.
¡Para criar un pequeño bebé con la naturaleza caída de Eva y dejarle una impresión de fe, esperanza y amor por
Dios y por otras personas, en ese corazón y carácter de niño, es una tremenda responsabilidad! Las madres son profundas influenciadoras– todo lo que ellas hacen, bueno o malo, afecta a sus hijos, y con ellos el destino del mundo. Maravillosamente, Dios aún cuenta con las madres para realizar Su milagro de creación- dando vida física y moldeando los corazones y mentes de una nueva generación.
Yo espero que puedas entender a fondo la magnitud de nuestro enfoque de oración – las madres de este mundo.
Ora para que ellas se aferren a Dios, nuestro Padre, quien provee para todas sus necesidades- en lo físico,
emocional y espiritual. Eleva a las madres delante de Dios para que reciban una nueva fortaleza mientras confían en el Señor, y resisten las esquemas de Satanás y abrazan su dignidad dada por Dios para criar humildemente a sus hijos en el camino del Señor. ¡Una generación entera está en juego!
Como cristianos no podemos pretender a no orar por las madres- a aquellas que crían a los hombres y mujeres del mañana.
Gracias por orar conmigo.Yo sé que Dios escucha nuestro ruego y te recompensará grandemente.

Con agradecimiento para que nada Le impida salvarnos,
Marli Spieker
Fundadora, Defensora
Proyecto Ana

Project Hannah
Marli Spieker, Founder/Awareness Advocate
PO Box 8700, Cary NC 27512-8700
telephone 919.460.3700 fax 919.460.3702 email mspieker@twr.org web www.projecthannah.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.