«La tentación de Jesús»

Después que Jesús fue bautizado, los cielos se abrieron, y el Espíritu Santo descendió sobre El en forma de paloma. Y hubo una voz de los cielos que decía: “Este es mi Hijo Amado en quien tengo complacencia”.Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto; para ser tentado por el diablo. Por 40 días y 40 noches no había comido nada y tuvo mucha hambre. Y vino a El el tentador y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan. Pero Jesús le dijo, ¡NO! Escrito Está: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”
Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está; a sus ángeles mandará acerca de ti y en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.”
Jesús le contestó: “No tentarás al Señor tu Dios”
Entonces el diablo le llevó a un monte muy alto y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos y le dijo: “Todo esto te daré si postrado me adorares.” Entonces Jesús le dijo: “Vete Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a El sólo servirás”. El diablo entonces le dejó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.