Cabeza ensangrentada

Cabeza ensangrentada, herida por mi bien

De espinas coronada, por fe mis ojos ven

De todos despreciada, mi eterno bien será.

Por todas las edades, mi ser te adorará

Pues oprimida tu alma fue por el pecador

La transgresión fue mía, más tuyo fue el dolor

Hoy vengo con tristeza, merezco tu dolor

Concédeme tu gracia, dame tu favor.

Te doy loor eterno, bendito Salvador.

Por tu dolor y muerte, por tu Divino amor

Por tu preciosa sangre derramada

Junto a tu cruz espero, dame tu perdón

En la hora de la muerte, enséñame tu cruz

De todos mis temores, líbrame Jesús

Por fe verán mis ojos, a Cristo el Salvador

Quien muere en ti creyendo, es salvo por tu amor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.