La sangre de Jesús

La anemia
20 mayo 2009
Cabeza ensangrentada
20 mayo 2009

¿Recuerdas haberte cortado alguna vez y cómo fluía la sangre de esa herida? Yo lo recuerdo bien pues fue no hace tanto tiempo. Me corté tan sólo un dedo al abrir una lata de salsa de tomates… pero cómo me ardía y la sangre corría por mi mano. Yo creo que ver correr sangre nos asusta pues tememos desangrarnos. Sabemos que sin sangre no podemos vivir. Cuando sucede algo así es urgente que la sangre deje de correr. En los accidentes cuando una persona es lastimada debe ser trasladada al hospital y en ocasiones es necesario hacerle una transfusión de sangre para que continúe con vida.

La sangre es vida.

Hemos aprendido hoy en las Lecciones para la vida, algunas cosas interesantes acerca de la sangre. Quieres saber una cosa, la Biblia, la Palabra de Dios, habla mucho acerca de la sangre.

Cuando Dios creó al ser humano, sopló en él aliento de vida. El hombre comenzó a respirar y su corazón comenzó a bombear sangre. Cuando una persona deja de respirar su corazón deja de bombear. Así una acción se relaciona y precede a la otra.

La Biblia dice que la vida está en la sangre (Levítico 17:11)

Antes que Jesús viniera a la tierra los Hebreos tenían una manera de acercarse a Dios, para pedir perdón por sus pecados.

Ellos debían matar un animal perfecto y rociar con su sangre el altar. Pero estos sacrificios no serían para siempre. Dios tenía otro plan. El enviaría a Jesús a la tierra- para hacer de Él el sacrificio perfecto para que quitara nuestros pecados para siempre.

Dios presentó a Jesús como el sacrificio por el pecado, al derramar su preciosa e inocente sangre en la cruz del Calvario.

El pecado es todo lo que hacemos en contra de la voluntad de Dios y eso nos separa de El. Por eso Su plan fue enviar a Jesús al mundo para que cargara con el castigo que merecíamos nosotros por nuestros pecados. Jesús derramó Su sangre, como dijimos, inocente y preciosa para pagar el precio de nuestro rescate y para religarnos con Dios.

La Biblia nos dice (en Rom. 3:23) Por cuanto todos pecaron y están apartados de Dios. En ese -TODOS- estamos tú y yo y cada persona del mundo.

Por eso Dios presentó a Jesús como el sacrificio perfecto por el pecado. Las personas llegan a tener nuevamente relación con Dios cuando creen que Jesús sacrificó Su vida, derramando su sangre. Tenemos que creer que a través de la sangre de Jesús recibimos el perdón por nuestros pecados. No hay, no existe otra manera de alcanzar el perdón por nuestros pecados y volver a tener compañerismo con Dios sino a través del perdón de Dios por Jesucristo. Debemos de creer y aceptar que Jesús derramó Su sangre por amor a nosotros, por amor a ti y a mi. ¿Crees esto, amiga?

No nos podemos engañar a nosotras mismas pensando que no necesitamos de Dios. Todas hemos pecado, todas tenemos nuestros errores, nuestras imperfecciones como humanas que somos. Sólo Jesucristo el Hijo de Dios fue y es perfecto y nos puede salvar si creemos en El. (1ª.Juan1:7) «La sangre de Jesucristo, nos limpia de todo pecado». No sólo nos perdona, sino que también nos limpia» y nos hace nuevas personas. ¡Qué maravilloso saber que con Cristo podemos comenzar a vivir una nueva vida! Jesús tiene todo poder y por eso puede ayudarnos. Escucha lo que nos dice a través de Su Palabra, la Biblia: (Col. 1:20) …Le agradó a Dios a través de Jesucristo, reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra, como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de Su cruz.» Como puedes ver, la sangre de Jesús, es poderosa, es milagrosa. No importa qué hayamos hecho con nuestras vidas, si hoy arrepentidas venimos a Cristo y le pedimos perdón El con Su sangre derramada en la cruz, nos limpia de todo pecado.

El te invita a vivir una nueva vida. Dios quiere que seas una persona útil y de bendición para ti misma, para tu familia y para la sociedad donde vives. ¿Estás dispuesta a comenzar esa nueva vida con Su ayuda? Cree en Jesucristo y serás salva.

2 Comments

  1. MARY dice:

    ME COSTO MUCHO SUPERAR MI EXPERIENCIA CON UN HOMBRE Q LASTIMO MUCHO YO SOY SOLTERA PERO PASE COSAS MUY AMARGAS GARCIOS AL AMOR DE DIOS AHORA ESTOY ASISTIENDO A UNA IGLESIA CRISTIANA EN BOLIVIA ;ME GUSTARIA RECIBIR MATERIAL Q ME AYUDE A CRECER ESPIRITUAL MENTE EN MI CORREO ELECTRONICO Y AYUDAR A LAS DE MAAS MUJERES DE MI CONGREGACION GRACIAS Y BENDICIONES

  2. Diana dice:

    La Sangre Preciosa de Jesus Sana
    La Sangre Preciosa de Jesus Libera
    en cualquier cosa por mas dificil que sea hay que decir Jesus yo confio en ti y por tu Sangre Preciosa soy liberado (a) soy sanado (a)
    y veras grandes milagros. el lo prometio por su amor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.