El árbol de la Cruz

Dios puede hacernos limpios
15 julio 2009
La lepra sigue presente en más de 100 países
15 julio 2009

Como árbol de vida sembrado

Se levanta en el monte una cruz.

Cuyo fruto exquisito y preciado

Es el bueno y humilde Jesús.

De ese árbol la sombra bendita

Es un manto que brinda amistad,

Y al hombre perdido lo invita

Para darle perdón, sanidad.

Sus raíces metidas muy hondo

En los planes divinos están;

Ellos son el sublime trasfondo

Que vislumbres de gloria nos dan

Y sus brazos son ramas frondosas

Que aseguran leal protección

Sin espinas revientan las rosas

Para ser por la fe bendición

Tiene ese árbol su copa erguida,

Y hasta el cielo llegó a tocar;

Para abrirnos las puertas de vida

Y en el cielo hacernos entrar.

¡Oh el árbol glorioso de Cristo!

Donde Él por nosotros murió;

Todo allí ha quedado ya listo:

Dios la muerte de Su Hijo aceptó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.