El Valor de la Vida

El Aborto
7 marzo 2012
La Paternidad
7 marzo 2012

En las Lecciones para la Vida mencionamos a Mari, una mujer con dos hijos y que aparentemente estaba nuevamente embarazada. Un día notó que estaba con una pérdida de sangre y luego sintió un dolor muy fuerte en su vientre…

 

Ella nos dijo: “Mi esposo decidió llevarme al hospital así que pidió a la vecina que cuidara de los hijos. Antes de salir de casa tuve que usar el baño nuevamente y entonces tuve una gran hemorragia. Me sentí devastada y me di cuenta que estaba perdiendo un feto. De todos modos salimos para el hospital donde debían asegurarme si la placenta se había desprendido también. Ellos me enseñaron cómo hacerme masajes en mi panza para  despedir la placenta y aliviar el sangrado.

Mientras volvíamos a casa me sentía muy triste. Lloré por un momento pero luego al ver a mis otros hijos esperándome, me sentí feliz.

Más tarde, leyendo mi Biblia, comprendí que Dios sabía que todo esto iba a suceder y que nuestros días están escritos en el libro de Dios: Me encontré leyendo justamente en el Salmo 139: (13-16) que dice así:

“Porque tú formaste mis entrañas, me entretejiste en el vientre de mi madre. Te doy gracias porque has hecho maravillas; maravillosas son tus obras y mi alma lo sabe muy bien. No fueron encubiertos de ti mis huesos, a pesar de que fui hecho en lo oculto y entretejido en lo profundo dela tierra. Tusojos vieron mi embrión y en tu libro estaba escrito todo aquello que a su tiempo fue formado, sin faltar nada de ello.”

 

Estas palabras nos están diciendo que Dios conoce todo acerca de nosotros aún antes de ser concebidas y antes de nacer. Él tiene todo escrito en su libro; así que Dios sabía que el bebé de Mari no viviría un tiempo completo. Estas palabras la consolaron mucho y ella supo que Dios estaba cuidando de su bebé no nacido. Espera verle un día cuando vaya a las moradas celestiales.

Estas palabras dela Bibliaanimaron a Mari a ver las cosas de otra manera y aún al ver crecer a sus hijos ella sabe que Dios está en todo momento con ellos. Dios conoce todo de cada una de nosotras, aún conoce nuestros pensamientos. Su amor es grande y único para cada una de nosotras.

 

Una amiga de Mari le envió una tarjeta con otras  palabras dela Bibliaacerca de la experiencia del Rey David cuando perdió a su hijo pequeño y experimentó una tristeza muy profunda Esas palabras son las que expresóel Rey antesu hijo muerto: “Él no puede venir a mi, pero yo iré a él.” (2ª. Sam 12: 23) David creía que su hijo estaba con Dios en el cielo y que cuando él un día fuera allí lo encontraría otra vez.

Esa esperanza consoló a Mari ya que ella había perdido a su primer hijo que falleció pocos días después de haber nacido.

 

Pocos años después Mari quedó embarazada nuevamente y le nació un hermoso bebé. Ese pequeño fue una bendición parala familia. Enese tiempo también su hermana más joven quedó embarazada y sufrió la misma experiencia de Mari en perder su embarazo.

Mari viajó inmediatamente a encontrarse con su hermana… ambas se abrazaron y lloraron porla pérdida. Maridijo… “yo realmente comprendo tu dolor, yo se lo que se siente al perder un hijo:” Un día Dios consoló a Mari cuando murió su bebé y luego ella supo consolar a su hermana frente a una pérdida igual o parecida.

 

Amiga querida, puede ser que estás dolida y triste por la pérdida de un bebé o de un hijo más crecido. Te preguntarás si alguna vez superarás ese sufrimiento tan terrible.

He pensado mucho sobre esto y como dijo Mari-la Palabrade Dios,la Biblianos enseña que Dios nos formó y nos conoce aún desde antes de nacer. La vida proviene de Dios, Él es el creador de todas las cosas y todo lo que hizo era bueno en gran manera.

 

Lo mejor y más hermoso de su creación fue el ser humano. De hecho, Dios nos dio la vida como un regalo precioso a nosotros. La vida es algo muy bueno. Hay personas que no lo creen así y no ven la vida como un regalo valioso y único. No cuidan con esmero el regalo de la vida y podemos ver cómo van estropeando este fino y delicado regalo hecho de parte de Dios a nosotros. Quiero que pienses y comprendas que eres una persona especia para Dios. Él te ama, se interesa en ti y desea que lo tengas en cuenta en los momentos buenos y malos dela vida. Dioste pide que hagas cosas buenas contigo mismo y en relación a los demás.

 

¿Te has preguntado alguna vez, cuándo comienza la vida? ¿Será desde que nace el bebé? Te diré que la vida comienza desde el momento en que se une el espermatozoide y el óvulo y se forma el embrión en la panza dela madre.La Biblia, como hemos leído, nos enseña que Dios cuida a ese bebé desde el momento que comienza como algo muy pequeñito y aún sabe desde antes de esa vida. Así lo diceel Rey Daviden el salmo hablando del cuidado de Dios. “Tus ojos vieron mi cuerpo siendo formado. Antes de nacer, tú has escrito en tú libro cada cosa que yo haría. ¿No es eso maravilloso?!

 

La Biblianos habla del gran amor de Dios por nosotras y nuestra vida. Tanto nos amó y nos ama que envió a su Hijo Jesucristo quien dio su vida por nosotros. Los seres humanos lo despreciaron pero aún así Él dio su vida por nosotros muriendo en la cruz del Calvario. Dios no quiere vernos perdidas en nuestras angustias y errores. Quiere salvarnos y ayudarnos a vivir buenas vidas porque Dios valora nuestra vida  ¿La valoras tú? ¿Valoras la vida de tus hijos? ¿Estás dispuesta a amarlos y cuidarlos y hacer por ellos lo mejor para que lleguen a ser buenas personas para ellos y por la sociedad donde viven?

Amiga, la vida es digna y de gran valor y vale la pena enfrentar cualquier dificultad para preservarla. Que Dios te bendiga y te ayude a cuidarte a ti misma y a quienes están bajo tu cuidado haciendo lo mejor de tu parte. La promesa de Dios es: “Siempre estaré contigo, no te desampararé ni te dejaré” Amén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.