Criando a un hijo único

Estoy segura que algunas de nuestras amigas saben por experiencia propia, cómo es ser madre de un solo hijo. Para nosotras que nos hemos criado en medio de una familia numerosa o al presente tenemos más de un hijo, nos resultará interesante saber algo de los hijos únicos.

 

Yo tengo sólo un hermano. Aprendimos a compartir las cosas, aunque recuerdo que a veces nos molestábamos, pero estoy contenta de tenerlo. Cuando éramos chicos, siempre tenía con quien jugar y podíamos compartir las tareas.

 

Como les dije, mi esposo es único; no tiene hermanos ni hermanas. Tuvo abuelos que estaban atentos a todas sus necesidades y tiene papá y mamá que lo quieren mucho y están siempre preguntando si todo está bien con su trabajo, su salud…

 

Leí el otro día, que en muchos países, muchas familias deciden tener un solo hijo.

¿Por qué crees que es así? ¿Qué pudiste averiguar?

 

Las razones son varias. En China, por ejemplo, ha sido una política del gobierno para mantener controladala población. Ellosson millones de personas.

Otra razón es que las mujeres quieren terminar sus carreras antes de tener un hijo y luego puede ser demasiado tarde para un segundo hijo.

 

Tengo algunas amigas que me han dicho eso. Primero, deseaban sentirse realizadas en alguna carrera o profesión y de pronto estaban ya pasando los 40.

 

Algunas parejas deciden que ellos no tienen los medios para criar más hijos  de la manera que ellos quieren hacerlo.

 

Por supuesto que están esas mamás que tan sólo no han quedado embarazadas una segunda vez, aunque les hubiera gustado; y eso debe ser duro para la mujer.

 

Las personas dicen que el hijo único a menudo sale malcriado  y egoísta. No saben cómo relacionarse con otros.  ¿Qué opinas?

 

Eso puede suceder. Yo he oído que le llaman el síndrome del  “Pequeño Emperador.” Al niño se le da todo lo que demanda y no se le disciplina apropiadamente así que piensa que él es la persona más importante del mundo. Pero no tendría que ser así. Te contaremos acerca de una señora que tuvo que criar un solo hijo. Le preguntamos si ella había decidido tener uno solo.

 

Amila nos contó que al nacer su primera hija tuvo complicaciones en el parto y con su salud dañada no pudo tener más hijos. Pero su esposo y ella se sintieron  muy felices y bendecidos por tener a la niña y decidieron criarla para que llegara a ser una persona buena y feliz.

Supongo que no habrá sido demasiado fácil criarla a ella sola tratando que fuera buena persona.

Amila nos dijo: “Tratábamos no darle todo lo que ella quería… ni estábamos pendientes de todo lo que ella esperaba o ambicionaba. La animábamos y la ayudábamos con sus tareas escolares cuando ella lo necesitaba. Pero tratábamos que lograra las cosas por sí misma y no demasiado dependiente de nosotros dos.”

 

Quisimos saber cómo estos padres le enseñaron a compartir y esperar su turno, ya que no había otros niños en el hogar que compitieran con ella; a lo que Amila nos respondió:

 “Siempre nos preguntamos: ¿Será bueno para nuestra niña esto- ahora o puede esperar? Le enseñamos a planificarse y ahorrar para comprarse las cosas que ella quiere. Aunque somos sólo tres en casa debemos turnarnos en las cosas que necesitamos. La niña tiene tareas que hacer en el hogar, porque ella necesita aprender a hacer las cosas y aprender a compartir.”

 

Le preguntamos si la niña se siente sola en casa. La mamá nos dijo que a veces podrá suceder, pero ellos se aseguran que ella visite a menudo a sus primos. Además asiste a un club para niños donde hay actividades para su edad. Le permiten invitar a sus amigos para jugar en casa. Tratan que lo pasen divertido y les ayudan a organizar juegos. Comenzaron a hacer eso desde que ella era muy pequeña, así que está acostumbrada y aprende a compartir y estar con otros niños.

Ella aprendió a manejarse bajo ciertas reglas que han fijado los padres.

Amila nos dijo: “Pero yo sé que a ella le gusta tener ciertos momentos planificados por  sí misma. No pienso que sea bueno planificarle cada minuto del día. Ella debe ser capaz de encontrar cosas para hacer por si misma. Es bueno que intente hacer cosas y es bueno que fracase a veces y saber que puede seguir adelante. Cuando tienes un solo hijo, la tendencia es sobreprotegerlo demasiado. Yo he tenido que aprender a dejarla aprender de sus errores, algunas veces. Pero, pienso que va bien. Es un poco grande para su edad, pero aún es una pequeña feliz, y se lleva bien con otros niños.”

 

Creo que es un buen testimonio el que nos dejó Amila. Ya sea que tengamos un hijo o diez, queremos que ese hijo sea bueno… y feliz, ¿No te parece?  Escríbenos y déjanos tu opinión.

�)yca8D�Eos al otro lado del lago para poder descansar un momento. Tomaron la barca y comenzaron a navegar por el lago…”

 

 

Navegar o caminar por la orilla de un lago o de una playa realmente es placentero.

Cuando mis hijos eran pequeños, recuerdo que corríamos por las arenas de la playa y juntábamos caracoles. Sabes, era simplemente maravilloso. Conservo esos dulces recuerdos de nuestra familia.

Amiga, debes aprender a vivir y cultivar una vida equilibrada… haciendo esas sencillas cosas que realmente disfrutas, y que no siempre significan gastar dinero.

Si tú eres feliz contigo misma, podrás hacer feliz a los que te rodean y tendrás nuevas energías para ayudar a otros.

Si las situaciones que te rodean son tan duras y difíciles que no puedes llevar o cargar sola quiero dejarte esta invitación de nuestro Señor Jesucristo… “Vengan a mi todos los que están fatigados y cargados y yo los haré descansar.”

Preciosa promesa de Jesús para nuestras vidas cansadas.

Amiga, confíale a Jesucristo tus pesadas cargas y Él te dará el descanso que tanto necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.