Dios nuestro Padre

Una palabra de esperanza
23 marzo 2021
La paternidad
26 marzo 2021

En el artículo «La paternidad» comenzamos a ver un importante y valioso tema como la paternidad. Para que un niño llegue a este mundo necesitamos un papá y una mamá. Y para que ese bebé crezca y se desarrolle de una manera sana es necesaria la influencia de papá y mamá. ¿Qué recuerdos o memorias guardas de tu papá? ¿Lo disfrutaste siendo una niña y adolescente? Alicia De León (que actualmente vive en Canadá) pasó su niñez y juventud en una pequeña villa del Uruguay. Ella nos cuenta lo que significó su padre para ella.

Gracias papá por lo hermoso De aquel hogar que me diste;
Hogar que tú sostuviste con tu brazo poderoso.
Por lo limpio y por lo honroso de ese hogar, gracias te doy
En estos versos que hoy con el alma yo te entrego.
Porque a ti padre te debo lo que he sido y lo que soy.
Cuando al recuerdo trepada viajo hacia el dulce pasado,
Me veo padre a tu lado- escuchándote encantada.
Te veo en cada jornada trabajando con vigor;
Te veo humilde labrador de faz afable y sonriente,
Siendo un ejemplo elocuente de paz, trabajo y amor.
Gracias papá porque fuiste también mi mejor amigo.
Niña jugaste conmigo y joven me comprendiste.
Gracias papá pues supiste darme de ti lo mejor,
El respeto y el amor.
De tus hijos es la cosecha de la buena siembra hecha
Por ti, amado labrador.

Que bendición tiene esta amiga: poder tener un hermoso recuerdo de quién fuera su padre. Seguramente otras de ustedes podrán decir lo mismo.

Queremos hablarles ahora de un Padre muy especial. Has escuchado a alguien orar a Dios y comenzar con las palabras: “¿Querido Padre Celestial?”. Dios es el gran creador de todo el universo, ¿por tanto qué piensas acerca de la idea de llamarlo nuestro Padre? Para mí es una hermosa experiencia poder decirle Padre. No todos piensan de esa manera. Algunas personas dicen que Dios está tan alto y es tan poderoso que no podrían conocerlo de una manera personal como para llamarlo Padre. Otros aún piensan que “Dios” es solo una palabra para la energía del universo o la energía que hay en cada persona.

¿Qué piensas tú acerca de quién es Dios? Leyendo la Biblia vamos a descubrir que Dios se llama a sí mismo el Padre de los que creen en Él (Juan 1:12): “A todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre les dio el derecho de ser hijos de Dios”. Y en el Salmo 68: 5 nos dice el Salmista que Dios es “Padre de los huérfanos y defensor de las viudas, es Dios en Su morada santa”, “es padre de los desamparados”.

Este es un maravilloso pensamiento: Dios tiene un cuidado muy especial por aquellos que no tienen un padre aquí en la tierra que los cuide. Como hemos escuchado Dios se compadece de los huérfanos y de las viudas. Dios ve también el trato descuidado de algunos padres por sus hijos y se duele por eso y juzgará a esos malos padres.

El Salmo 103: 13 nos dice lo siguiente: “Tan compasivo es el Señor con los que le temen como lo es un padre con sus hijos”, “porque Él sabe que somos polvo”. Dios es nuestro creador y él sabe que somos frágiles por tanto es compasivo con nosotras. Dios nos comprende y tiene paciencia cuando cometemos errores. Él sabe todo acerca de nuestra débil naturaleza humana. Si vamos a Él con respeto, admitiendo nuestras faltas, Dios nos perdonará y nos ayudará a ser mejores personas.

Amiga, ¿qué recuerdos tienes de tu padre mientras fuiste una niña? ¿Guardas buenos recuerdos de tal manera que al decir “padre” o “papá” te resulta una dulce palabra? Espero que sea tu experiencia. Pero para algunas puede no ser un recuerdo amable y compasivo. Nos gustaría pensar que los padres son siempre buenos y amorosos, pero tristemente no siempre es la verdad y ninguna de nosotras tuvimos padres perfectos. Y no lo somos nosotras tampoco, ¿verdad? Pero lo cierto es que podemos aprender de nuestros errores y cambiar nuestras conductas. Pero Dios es un Padre perfecto; nos ama y hace lo mejor por nosotras. También nos disciplina para que crezcamos más como es Él (Hebreos 12).

Así que si decir “padre” para ti es una palabra amarga, puedes pensar en Dios como el Padre perfecto que nunca has tenido. Él te comprende y está pronto para ayudarte. Escóndete en sus brazos llenos de amor y busca su ayuda por medio de la oración. ¿Sabes cómo orar a Dios? Un día los seguidores de Jesús le pidieron: “Enséñanos a orar”. ¿Y sabes cuales fueron esas primeras palabras de la oración? “Padre nuestro que estás en el cielo” (Mateo 6:9). Como puedes leer en Mateo 6 en tu Biblia, en realidad Jesús invitó a sus seguidores a acercarse a Dios como su Padre y pedirle lo que necesitaban; también pedirle Su perdón y Su ayuda.

¿Sabes, amiga? Jesús te invita a ti también. Si amas a Dios y reconoces que lo necesitas. Él quiere ser tu Padre lleno de amor para cuidarte y ayudarte en todo. Si eres sincera y le cuentas a Dios tus errores, tus debilidades y las cosas que has hecho mal Él te ofrece Su perdón a través de Jesucristo que dio su vida en la cruz muriendo por cada una de nosotras. Recibe a Jesús en tu vida y así serás una hija de Dios. Si anhelas conocer a este Dios de amor y lo aceptas en tu vida Él te da el derecho de llamarlo Padre. ¡Será una maravillosa experiencia conocer a Dios como Padre! Gozar de los cuidados y bendiciones que solo Dios puede derramar sobre nuestras pobres vidas humanas.

Oramos por ti amiga y pedimos a nuestro buen Dios que te cuide y guíe cada día tus pasos porque Él quiere ser tu Padre Celestial y darte una nueva vida mientras continúas tu diario vivir. No dejes de leer la Biblia. Aprende la hermosa oración que puedes encontrar en el Evangelio de Mato capítulo 6 y decir con nosotras:

“Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre”
Amén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.