Belleza interior

Me pregunto si esta mañana cuando te miraste al espejo dijiste, “¡Que hermosa que soy!” o te miraste a ti misma y dijiste, “Oh, desearía que mi nariz no fuera tan grande…quisiera tener el cuerpo de mi hermana…si solo mis ojos fuesen más brillantes, yo sería más bonita”. Tal vez se te ocurre pensar como me dice una de mis amigas mostrándome su foto de hace veinte años; “Fíjate que bonita era yo, ahora nunca más.”

De pronto te encuentras hablando contigo misma, “Si mi ropa fuera más moderna o tuviera joyas caras, si pudiera ir a la peluquería, ciertamente me vería más atractiva.”

¿Algunos de estos pensamientos se cruzaron por tu mente hoy? No te sientas mal. A todas nos pasa lo mismo en algún momento. Muy pocas de nosotras en realidad podemos lucir como una reina o una estrella de cine. Hoy, nos gustaría compartir contigo lo que la Biblia dice acerca de la verdadera belleza.
Te invito a que leas lo que dice la Biblia en 1ª de Pedro 3:3.

La Palabra de Dios dice: “No se preocupen demasiado de la belleza exterior que depende de las joyas, vestidos lujosos y peinados ostentosos. La mejor belleza es la que se lleva dentro; no hay belleza más perdurable ni que agrade a Dios que la de un espíritu afable y apacible. Esa era la belleza que ostentaban aquellas santas mujeres de al antigüedad que confiaban en Dios.”

¿Qué es lo que la Biblia dice acerca de la verdadera belleza en estos versos? ¿Se refiere a tu apariencia externa, tu cuerpo, cara o cabello?, o es ¿cómo te ves en tu interior?

La verdadera belleza no es asunto de decoración externa sino de carácter. La verdadera belleza no palidece con la edad, sino que llegas a ser más y más hermosa y amorosa a medida que tu espíritu crece a la semejanza del Espíritu de Cristo.

Si la verdadera belleza no solo es lo que está afuera, ¿cómo entonces la gente puede conocer tu belleza interior? No pueden ver lo que está dentro de ti.

Vayamos a lo que dice la Biblia nuevamente y esta vez leeremos en Mateo capítulo 12, versos 34 al 36, lo que Jesús dijo:
“¿Cómo van a hablar de lo bueno si son malos? ¡La boca expresa lo que hay en el corazón! El habla de una persona buena revela los tesoros de su corazón. El corazón del malo está lleno de veneno, éste se refleja en sus palabras. Les aseguro que en día del juicio van a dar cuenta de las cosas que digan descuidadamente”.

¿Qué quiso decir Jesús con esto? Cualquier cosa que digamos con nuestra boca sale de lo que en verdad sentimos en el corazón. Lo que hablamos refleja nuestros sentimientos y actitudes hacia la gente. Las palabras muestran lo que creemos y las personas conocen nuestro carácter cuando nos oyen. Ellos conocerán nuestra verdadera persona cuando vean cómo hacemos elecciones, como nos referimos a las personas o a Dios. ¡Sí, nuestra lengua es una parte poderosísima de nuestro cuerpo!

En los Proverbios Cap. 18:21 la Biblia declara que: “La lengua tiene el poder de la vida y de la muerte”.

La lengua puede lastimar a otros. La lengua puede ser impaciente, llena de ira y de quejas. Pero la lengua también puede aliviar y confortar, sanar y ayudar a los desesperados. Puede hacer una amistad o romperla, puede formar familias y matrimonios o romperlos.

¿Qué acerca de tu lengua? ¿La usas como un instrumento para maldecir o bendecir a otros? Si llenas tu corazón con amor, gozo y paz y luego exteriorizas esa abundancia que reboza en ti con tu lengua, evidenciarás lo que realmente eres por dentro, una mujer de belleza interior.

Pon atención en lo que tu lengua habla, permítele que ella (tu lengua) exprese aprecio y afirme positivamente a los que te rodean. Quizás hace demasiado tiempo que no le dices a tu esposo, “Gracias por sostener a la familia” o “que contenta estoy de que te hayas casado conmigo”.

¿Y que en cuanto a tus hijos? ¿Les has dicho que aprecias mucho cuando ellos ayudan o cuan preciosos son por permitirte ser mamá?

No olvidemos de expresar gratitud a quienes nos sirven como al carnicero, al panadero, el cartero, el chofer del ómnibus y tantos otros. ¿Se te ocurren buenas palabras para decirle a cada uno de ellos?

Si llenas tu corazón con agradecimiento, también comenzarás a ver el lado bueno de la gente y de las situaciones. Comprobarás que el contentamiento reemplazará la queja y será parte de tu belleza interior. Ya no te pasarás pidiéndole cosas a Dios sino dándole gracias por lo que tienes.

Por último, mientras trabajas con tu vida para llegar a ser más y más hermosa, llena tu corazón con amor y bondad, gracia y misericordia. Entonces encontrarás palabras de bendición fluyendo de tu boca para tocar las vidas de las personas. Una lengua de bendición no es una de peleas, riñas o críticas, sino de ánimo, verdad y amabilidad. En Prov. 15:1, la Biblia dice: “La blanda respuesta quita la ira, más la palabra áspera hace subir el furor”.

¡Que poder. Una respuesta sencilla y amable quita la ira! Una mujer hermosa usa sus palabras para esparcir paz y gozo a su alrededor.

Así es, aunque los hombres miran la apariencia externa, Dios mira el corazón. El mira la belleza que perdura en nuestro interior.

Sabes, tu belleza interior se ve a través de tus palabras, todo el que te escucha decir palabras de aprecio, contentamiento y bendición sabrá que eres una mujer hermosa.

5 Comentarios

  1. Violeta dice:

    GRACIAS BUENA ENSEÑANZA.

  2. dolores dice:

    Les escribo desde Quito Ecuador. Que Dios les bendiga por sus marabillosas mensajes.

  3. Laura dice:

    Muchas gracias por esta meditacion. Hoy tendremos en nuestra iglesia una reunion de mujeres donde habra un taller de belleza y tengo que hablarles sobre la belleza mas importante, la interior. Leer este articulo me ayudo a enfocar mi tema. Muchas gracias. Dios les bendiga. Les escribo desde Tacuarembo Uruguay.

  4. Juanasottile dice:

    Hermoso mens edifica y hace reflexionar gracias Dios te bendiga

  5. Luis INGA cobeñas dice:

    Es una reflexión verdaderamente bella inspirada oort el espíritu de dios adornada por la sabiduría de Dios que saca a la luz lo que nosotros ygnoramos para conocer lo correcto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.