La protección de Dios

¿Te has puesto a pensar alguna vez cuán importante es nuestra piel? Dios en su inmensa sabiduría  hizo para nosotras esta hermosa cobertura sobre nuestros músculos, huesos, nervios y vasos sanguíneos. La piel no sólo nos hace ver hermosas sino que cubre y protege todos los órganos dentro de nuestro cuerpo. Con cuánto amor y cuidado nos formó nuestro Dios!

De la misma manera, Dios nos protege en nuestra relación con Él. El tiene una cobertura  para nosotras que quiero llamarle un muro de protección. De alguna manera Dios colocó una pared de protección alrededor de cada una de nosotras. La Biblia dice así en Job 1:10. «Has puesto siempre un muro de protección alrededor de su casa y de su propiedad. Le has hecho prosperar en todo lo que hace». Qué consolador es saber que Dios puso una pared de protección…una cobertura alrededor de cada una de nosotras. La Biblia, la Palabra de Dios nos habla acerca de unas pocas diferentes coberturas que el Señor ha puesto alrededor nuestro para protegernos. Nos tomaremos unos minutos para considerarlas y ver cómo El nos ama y nos cuida..

La primera cobertura de la cual te quiero hablar es acerca de la sangre de Jesús. Esta es la cobertura más hermosa mencionada en la Biblia. Dios creó al hombre y a la mujer y los bendijo de todas maneras. Ellos debían obedecer a Dios y Sus leyes. Desafortunadamente desobedecieron a Dios. La desobediencia es pecado a los ojos de Dios. El pecado trajo dolor…sufrimiento…y separación de Dios. Pero es un Dios de amor y no puede soportar que la gente sufra estando separada de Él. Así que envió a Jesucristo, su único Hijo al mundo para que muriera por nuestros pecados. Jesús dio Su preciosa sangre sin pecado para pagar el precio de nuestros pecados. A través de Su sangre no sólo recibimos perdón sino también protección de todo mal. La Biblia en Apocalipsis 12:11 nos habla acerca de una guerra entre Miguel y sus ángeles y Satanás. Dice así: «Y ellos le han vencido por medio de la sangre de Jesús» Aún hoy día podemos vencer cuando somos atacadas por el mal si pedimos a Dios que nos proteja con la sangre de Jesús, en nuestros hogares, familias, y diferentes situaciones.

La sangre de Jesús es un muro de protección seguro para nosotros.

La segunda cobertura es la Palabra de Dios. La Biblia es la Palabra de Dios y qué preciosa cobertura es para nosotras. Dios es fiel y verdadero y cumple con todo lo que nos ha prometido en Su palabra. Cuando decidimos seguir la Palabra de Dios y vivir de la manera que El nos pide- entonces La Palabra nos protege de los ataques del enemigo.

La Biblia también llama a la Palabra de Dios la «Espada del Espíritu» (Efesios 6:17) Es una poderosa arma que podemos usar para luchar contra el enemigo. Mientras Jesús vivió sobre la tierra, usó el arma de la Palabra de Dios contra el enemigo de manera exitosa.. Podemos leer esto en la Biblia (Mateo4: 8-11) Satanás le dijo a Jesús. «Todo esto te daré si postrado me adorares»…Jesús le respondió: «Apártate de mi Satanás, porque la Escritura dice: Al Señor tu Dios adorarás y a El sólo servirás» Luego Satanás le dejó y vinieron los ángeles y le sirvieron.

Para usar la Palabra de Dios como un arma debemos escucharla, leerla y aprenderla para tenerla pronta en nuestra mente y corazón cuando necesitemos usarla.

La tercera cobertura es la oración y las personas que oran. Ellos nos cubren y nos protegen. Dios es tan bueno que nos ha dado el privilegio de hablar con El por medio de la oración. Cuando clamamos a El con un corazón sincero, El nos promete respondernos. Su Palabra diceL(Mt 7:7) «Pedid y se te dará…» Si, amiga, todo lo que debes hacer es pedirle. ¿Lo has intentado alguna vez? No importa quién eres ni dónde estás, quiero decirte que Dios está junto a ti para responder a tus necesidades. Trata de llamarle por medio de la oración. El está esperando que lo hagas y desea responderte.

Cada día al comenzar y terminar el día entrégale tus peticiones al Señor, confía en El y espera con fe, porque Dios es fiel y El responde.

Pero habrá tiempos cuando estarás cargando muy pesadas cargas y no podrás orar por ti misma. Te sentirás agobiada y sola. ¿Qué podrás hacer entonces? Dios en Su Palabra nos enseña que en esos momentos cruciales debemos unirnos y orar unos por otros ayudándonos a sobrellevar las cargas los unos de los otros. Es el momento de llamar a alguna amiga y pedirle que ore por ti por alguna situación específica. Dios se agrada cuando nos unimos como un pueblo para interceder por situaciones especiales.

Proyecto Ana y Mujeres de Esperanza justamente desarrollaron un Ministerio de Oración alrededor del mundo donde miles de mujeres y hombres oran cada día por un mismo pedido y propósito desde diferentes partes geográficas de este mundo y en diferentes idiomas. Dios escucha y responde. Gracias a Dios porque por medio de la oración podemos cubrirnos unos a otros y así obtener la victoria.

La última cobertura de la cual te quiero hablar es «El Nombre de Jesús» Este es otro muro de protección que Dios nos ha dado. La Biblia nos dice en Prov. 18:10. «Torre fuerte es el nombre del Señor, a El correrá el justo y estará seguro». Sabes amiga, el Nombre de Jesús te provee protección y seguridad. Después de la muerte y resurrección. Dios le dio a Jesús un nombre que es sobre todo nombre. Es reconocido en el Cielo, conocido en la tierra y grandemente temido en el infierno. No hay otro nombre como el de Jesucristo. Satanás, el enemigo de Dios, tiembla ante el nombre de Jesús. Dios nos da la libertad y el privilegio para usar este maravilloso y poderoso nombre de Jesús en cada situación. Te animo, amiga, a usar el nombre de Jesús cuando enfrentes tus situaciones difíciles de la vida. Ora y experimenta cosas buenas en el Nombre de Jesús.

Para terminar te animo a estar agradecida a Dios porque así como la piel cubre y protege nuestros cuerpos, Dios en Su amor y misericordia ha provisto estas coberturas que hemos mencionado mientras vamos en la vida caminando tomadas de Su poderosa mano. Recuerda…la sangre de Jesús, la Palabra de Dios, la oración, las personas que oran y el Nombre de Jesús son preciosas coberturas que nos ayudan a caminar seguras cada día de nuestras vidas.

6 Comentarios

  1. Me encantan sus artículos. Los guardo en mi compu y los comparto con otros.Tengo 63 años y soy incapacitada;recientemente me diagnosticaron Ataxia de Friedreich. Deseo servir a mi Salvador hasta que Él me llame. No es fácil dado que estoy sola, soy soltera y no tengo familia, solamente primos lejos o alejados. Por favor oren por mi. Mary C. Kemp

  2. virginia dice:

    que hermoso este escrito, nosotros debemos siempre estar agradecidos con Dios por todo lo que nos da, su misericordia es grando, yo alabo y confio siempre en mi Dios, el es mi padre celestial. gracias por estos mensajes que escribes. Que Dios Te bendiga

  3. Ruth dice:

    Hnas. queridas, encontré esta página, y realmente me gustó. También soy una de las personas que pone en práctica de la ORACIÓN INTERCESORA, me gustaría participar de en su Proyecto ANA.
    QUE EL SEÑOR BENDIGA SU OBRA REDENTORA.

  4. Fanny Larez dice:

    Importantes sus enseñanzas sobre los diferentes tipos de cobertura. Aplicar estas coberturas espirituales, para poder luchar en este mundo conflictivo y desafiante; solo el SR Jesus es nuestro amparo y fortaleza.

  5. YUDIT LIRA dice:

    MARAVILLOSAS SUS ENSEÑANZAS , BUSCABA UN MENSAJE BÍBLICO ACERCA DE COMO DIOS NOS PROTEGE Y ENCONTRÉ ESTE MENSAJE QUE ME HA REFORZADO GRANDEMENTE
    DIOS TE BENDIGA

  6. Anahí dice:

    Me gusto mucho tu artículo.
    Me ha servido mucho!.
    Yo trabajo con niños.
    La primera parte de el artículo me es útil para ellos

    Y lo demás para mi.
    Muchas gracias.
    Dios bendiga tu vida!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.