La preparación para el matrimonio

img_homepreparacionlEn las lecciones para la vida de hoy, queremos hablar acerca de la preparación para el matrimonio. Son muchos los que deciden vivir juntos hoy día casi sin pensarlo y mucho menos sin prepararse para la vida juntos.

¿Qué piensas cuando hablamos de matrimonio? ¿Es un tema difícil para ti?… Quizá en este momento estás enfrentando la partida de uno de tus hijos al estar preparándose para casarse.

Cuando hablamos de casamiento nos referimos a la decisión que toman un hombre y una mujer de dos diferentes familias con diferentes entendimientos y esperanzas de lo que será esta experiencia de vivir juntos.

así es, porque cada persona llega al matrimonio con experiencias tristes o felices, buenas o malas según haya sido su niñez y adolescencia junto a sus padres en sus propios hogares. Es por eso que decimos que tendrán sus propias y particulares ideas acerca de temas tales:

• Cómo manejar y administrar el dinero.
• Cómo manejar y administrar el tiempo.
• Cómo educar a los hijos.
• Qué significa amar y respetar al cónyuge.
• Qué acerca de los hábitos de trabajo y responsabilidad de cumplir con sus compromisos, pagar las cuentas….

En fin, el orden y prolijidad en el hogar y tanto mas.

¿Te das cuenta amiga, porqué el matrimonio puede resultar una relación difícil?

No está demás escuchar sabios consejos de abuelos, padres o consejeros, así como leer buenos libros sobre temas de: Cómo hablar y expresar los sentimientos y puntos de vista el uno frente al otro; y cómo administrar y manejar responsablemente el dinero.

Eso está bien y será útil, sin embargo debe existir un «algo», una química que lo mantendrá todo unido. Nos referimos a eso que ayuda a las parejas a luchar con los sentimientos o aún con profundos desacuerdos entre ambos en el matrimonio. Ese «algo», ese pegamento es el entendimiento de lo que la Palabra de Dios – la Biblia – dice acerca del matrimonio.

La Biblia dice que el matrimonio es una relación entre una mujer y un hombre para que dure toda la vida. El matrimonio está basado en un compromiso incondicional de por vida. La Biblia dice en Marcos 10: 7 «por esta razón el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer».

Si estás pasando o viviendo por la preparación de algún hijo para el matrimonio la primera pregunta debería ser: ¿está tu hija o hijo, preparado para un compromiso de por vida con otra persona? ¿Está listo o lista, física, emocional, espiritual, financiera y mentalmente? ¿Cómo madre estás lista?
Quizás te preguntes: ¿preparada para qué?

Bien, te ayudaremos a pensar y enfocarte en un área muy importante de preparación para el matrimonio.

Tu hijo o tu hija ¿están listos para dejarte de tal modo que están preparados para una vida propia de compromiso?… ¿Y tu estás lista para permitir que el o ella comiencen una nueva familia?…¿qué significa que están prontos o preparados para dejar a sus padres?… no quiere decir que dejarán de interesarse o cuidar de ellos.
Algunos, aunque físicamente estén lejos, quizás mental y emocionalmente no lo estén, puede ser que aún deben ser dependientes de la madre y el padre.

Que tus hijos sean capaces de dejar a sus padres significa que esa relación va a cambiar. Desde ese momento será una relación de adultos maduros. Ya no estarán bajo tu control y disciplina. Los hijos estarán mas preocupados por compartir sus ideas, planes opiniones e intereses, con la persona con quien se han casado. La relación entre esposa y esposo, debería ser el asunto mas importante.

Como madre debes saber que ya no dependerán demasiado de tus afectos, tu aprobación, ayuda o parecer. Continuará siendo un buen hijo o hija, pero te debe importar que ahora sea un buen esposo o esposa. El joven esposo será la cabeza del nuevo hogar. Debes permitirle y animarle que tome decisiones por si mismo en acuerdo con su esposa. Debes animar a tu hija que dependa de su esposo, para tomar decisiones, tener compañerismo y apoyarse de tal modo que se animen y crezcan juntos en la relación de pareja.

Cuando un hijo se casa, corta sus ligaduras emocionales con su hogar paterno. No debería llevar ningún mal sentimiento de su casa paterna. El amor y la aceptación deberían imperar entre ellos.

Una segunda pregunta que queremos que consideres: ¿qué significa para ti como madre o padre, dejar que tus hijos se vayan a su nueva vida?.
Como padres debemos enseñar a nuestros hijos a irse y no quedarse. Enseñarles a «volar», a tomar su propio camino, a enfrentar y resolver sus propios problemas junto a la persona que aman.

Como padres debemos enseñar a nuestros hijos a hablar suave y respetuosamente a su cónyuge. No ser dominante ni tan siquiera con sus expresiones. Deben aprender a amar, proteger y cuidar a quien tienen a su lado. Lamentablemente la violencia en la familia crece cada día mas; gritos, golpes, violencia sicológica, personalidades dominantes, hacen del hogar un ambiente enrarecido.
Estas son razones para enseñar a los hijos el respeto y la valoración del cónyuge.

Seguramente tu ejemplo, tu manera de ser con tu cónyuge, influirá decididamente en la manera de ser de tu hija o hija cuando se case. Ayúdale a ser un buen esposo o esposa con el ejemplo que le das cada día en tu propio hogar.

Es muy importante mantener un buen vínculo con la nueva familia. Nos necesitaremos unos a otros, para compartir momentos de alegría y ayudarnos en tiempos de enfermedad, falta de trabajo u otras situaciones difíciles que se presentarán en la vida.

Cuando nuestros hijos son felices – nosotros también lo somos. Permitamos que ellos se independicen, se establezcan y logren tener una familia feliz.

2 Comentarios

  1. Carolina Vallejo dice:

    Felicitaciones. Es una fineza esta página. Realmente me siento orgullosa de participar y tener una página así.Con temas tan actuales. Gracias y adelante

  2. Anónimo dice:

    Estaba esperando encontrar ese tema hace un buen tiempo, pero no soy madre sino hija, me encantó el enfasis en que las cosas van cambiar y que ya es una nueva vida, pues otros creen que será un cuento de adas y la verdad es que es la pura realidad y es sumamente necesario estar preparado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.